Es importante mantener tu casa en óptimas condiciones para lograr que siempre sea un lugar seguro y saludable para los habitantes y evitar que su precio se devalúe.

Una manera de asegurarte de mantener tu Hogar seguro y al corriente con su mantenimiento lo mejor es crear un plan anual que te permita estar preparado económicamente para cada tarea a realizar, ya que es importante no olvidar que siempre será mejor realizar reparaciones preventivas.

  1. Crea una lista con todo lo que necesita mantenimiento en tu Hogar, estructuras, muebles, accesorios, pintura, etc.
  2. Pon atención especial en lo que se debe reparar o reemplazar periódicamente: focos, pintura, impermeabilización, etc.
  3. Calcula el tiempo que lleva cada mantenimiento.
  4. Ten en cuenta que algunos electrodomésticos o aparatos electrónicos llevan un mantenimiento cada cierto tiempo, consulta los instructivos y ten en cuenta estas fechas.
  5. Separa las actividades entre las más sencillas y las de mayor complejidad.
  6. Considera que muchas reparaciones deben ser realizadas por profesionales y consulta en ProFinder para encontrar al mejor proveedor para cada servicio.
  7. Por último, asigna un presupuesto y no olvides comprar las cotizaciones que recibas de los diferentes proveedores que encontrarás en ProFinder.

Entre los mantenimientos más frecuentes se encuentran:

Estructurales: Todos los que se realizan a la casa como pintura, pisos, techos, jardines, etc.

Eléctricos y de tuberías: Estos pueden ser para evitar fugas o cortos de electricidad.

Electrodomésticos y muebles: Estos se refieren a los muebles o electrodomésticos que necesitan mantenimiento como la lavadora, secadora, calentadores, refrigerador, etc.

 

¡Crea tu plan y encuentra el proveedor perfecto en ProFinder!